miércoles, 8 de enero de 2014

El Petirrojo


El petirrojo (Erithacus rubecula) es uno de aquellos pájaros que, desde bien pequeñitos, todo el mundo conoce. Pit-roig, txantxangorri o paporrubio, son las otras formas por las que se conoce a este pájaro inconfundible y poco asustadizo, el cual  podemos encontrar en una ciudad costera, hasta en la montaña pirenaica más alta.

Petirrojo cantando

Lo que algunos no saben, es que es más fácil verlo en invierno que en verano, ya que a las poblaciones residentes, se les unen las del norte de Europa, buscando un clima menos severo, regresando al norte en la época de cría.

Una cosa que me llama la atención, es ver a este pájaro en postales navideñas, y wikipedia explica así el motivo: 

Más recientemente fue asociado con la Navidad, jugando un rol prominente en muchas tarjetas navideñas desde mediados del siglo XIX. También apareció en muchos sellos postales navideños. Una antigua leyenda británica busca explicar el color distintivo de su pecho y cuenta que cuando Jesús estaba muriendo en la cruz, el petirrojo, entonces simplemente de color marrón, se puso a su lado y cantó en su oído para consolarlo en su dolor. La sangre de sus heridas manchó el pecho del petirrojo, y desde entonces todos los petirrojos tienen la marca de la sangre de Cristo. Otra leyenda dice que su pecho se quemó al buscar agua para las almas del purgatorio. Sin embargo, la asociación con la Navidad se debe probablemente al hecho de que los carteros británicos durante la época victoriana vestían uniformes rojos y fueron apodados "Robin" ("petirrojo"); esto sugiere que su apariencia en tarjetas navideñas es más bien un emblema del cartero que entrega la tarjeta.

Aquí os dejo con el canto del petirrojo, uno de los más fáciles de reconocer y de escuchar, casi sin importar por dónde estemos pajareando.





Ondas y frecuencias del canto anterior. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada